Solapas principales

Reflexiones de la semana (XVIII): Bulls y Cavs dan la sorpresa tras el All-Star

  • Dotson o Markkanen, entre los jugadores más destacados
  • Boston y San Antonio se desploman
El parón del All-Star nos dejó huérfanos de baloncesto durante casi una semana, pero la competición ha vuelto y la temporada regular enfila su recta final. Esta semana ha sido muy relajada -todos los equipos han disputado dos partidos en cuatro días- y nos ha dejado hasta siete franquicias invictas. Dos de ellas, que adivinarán en seguidas, no suelen aparecer con frecuencia precisamente en esta sección, mientras que Denver y Milwaukee siguen jugando en su propia liga. 
 
  • Milwaukee Bucks: 2-0. Victorias frente a Celtics y Timberwolves.
  • Denver Nuggets: 2-0. Victorias frente a Mavericks y Clippers.
  • Detroit Pistons: 2-0. Victorias frente a Heat y Hawks. 
  • Portland Trail Blazers: 2-0. Victorias frente a 76ers y Nets. 
  • Indiana Pacers: 2-0. Victorias frente a Pelicans y Wizards.
  • Chicago Bulls: 2-0. Victorias frente a Celtics y Magic.
  • Cleveland Cavaliers: 2-0. Victorias frente a Grizzlies y Suns.

En la otra cara de la moneda también tenemos a siete equipos, pero estos no han conseguido ganar ninguno de sus dos partidos esta semana. Mientras que en Memphis o Phoenix perder se ha convertido casi en una obligación, conjuntos como Boston o San Antonio están pasando por, quizás, su peor momento de la temporada; no solo por cómo se están produciendo sus derrotas, sino por lo que estas pueden afectar a su puesto la clasificación. 

  • Boston Celtics: 0-2. Derrotas frente a Bucks y Bulls.
  • San Antonio Spurs: 0-2. Derrotas frente a Raptors y Knicks. 
  • Miami Heat: 0-2. Derrotas frente a Pistons y 76ers. 
  • Washington Wizards: 0-2. Derrotas frente a Pacers y Hornets.
  • Dallas Mavericks: 0-2. Derrotas frente a Jazz y Nuggets.
  • Memphis Grizzlies: 0-2. Derrotas frente a Cavaliers y Clippers.
  • Phoenix Suns: 0-2. Derrotas frente a Cavaliers y Hawks. 

 

EQUIPOS SORPRENDENTES

 EN BUENA LÍNEA 

Nuggets y Bucks llevan en lo alto de la tabla desde que empezó la temporada y en ningún momento han dado señales de querer bajar de esa privilegiada posición. En Milwaukee, Giannis se ha movido en sus números habituales -28.5 puntos, 11.5 rebotes y 6.5 asistencias-, pero los ha acompañado con un sorprendente 66.7% en tiros de tres. Antetokounmpo ha estado arropado, como de costumbre, por un Khris Middleton al que le ha sentado bien su primera participación en el All-Star Game, pues ha promediado casi 22 puntos durante estos dos partidos. La sensación, visto el dominio que han ejercido durante toda la temporada, es que en Wisconsin llevan bastante tiempo con la mirada fija exclusivamente en los PlayOffs.

En Denver andan por el mismo camino. Durante esta mini-semana han tenido la mejor defensa de la liga, los mejores números en rebotes y asistencias y han jugado a un ritmo inusualmente alto (quinto pace más alto, cuando en el global de la temporada son los quintos con el dato más bajo). Además del buen nivel de Jokic -otra semana por encima de los 20 puntos de media-, la mejor noticia en Colorado ha sido un Isaiah Thomas ya plenamente recuperado e integrado en el equipo que se ha ido hasta los 13 tantos en anotación. Por detrás de los Nuggets, pero asentados en la parte alta del Oeste, encontramos a Portland, que con cuatro victorias seguidas está en uno de los momentos álgidos de su temporada. Los triunfos de prestigio frente a Philadelphia y Brooklyn han servido para que Enes Kanter se estrenara con su nuevo equipo. Damian Lillard (después lo veremos) ha estado más apagado que de costumbre, pero el poderío del juego interior -Nurkic ha estado en 25.5 puntos de media- ha servido para mantener a los Blazers a flote. 

Cambiamos de Conferencia para detenernos sobre unos Indiana Pacers que pese a la baja de Victor Oladipo han logrado mantener la compostura y agarrarse a la tercera plaza del Este. Durante estos dos partidos han tenido el cuarto mejor offensive rating de la NBA y Bojan Bogdanovic, con 19 puntos de media y porcentajes de acierto superiores al 50%, ha llevado la voz cantante. En Detroit, por su parte, han ganado ocho de sus últimos diez partidos y se están distanciado de una última plaza de PlayOffs que actualmente parece estar entre Orlando y Charlotte. Esta semana, bajo el liderazgo de Reggie Jackson más que de Blake Griffin, han tenido el mejor ataque de la liga y han sido el segundo equipo que mejor porcentaje de acierto ha tenido en sus lanzamientos. Pocos podían apostar por ellos antes de empezar la temporada, pero sus méritos propios y el escaso nivel de la clase media de su Conferencia les han colocado por encima de las expectativas. 

Por último, dos equipos que han tenido una semana tan positiva como inesperada. Chicago ha conseguido el triunfo frente a Boston y Orlando; dos partidos en los que Otto Porter ha bajado el nivel que mostró nada más llegar a su nueva franquicia, pero que han encumbrado a LaVine y Markkanen (32 y 30 puntos de media, respectivamente) como lo que son: las dos puntas de lanza de los Bulls. En Cleveland también están en una próspera situación, pues han ganado cuatro de sus últimos diez partidos y el regreso de Kevin Love les ha proporcionado un desequilibrio individual del que evidentemente no disponían. El ex de Minnesota ha promediado 24 puntos y 11.5 rebotes en las victorias frente a Memphis y Phoenix, pero lo mejor de los Cavaliers ha sido su defensa: 102.0 de rating atrás, el segundo mejor dato de la liga durante este periodo. 

 

27.jpg

Collin Sexton atacando el aro / NBA.com

 DEBERÁN MEJORAR 

¿Cuántas subidas y bajadas han tenido los Boston Celtics esta temporada? Los verdes han vivido en una montaña rusa desde que comenzó el curso, pero quizás la derrota ante Chicago ha sido el peor momento, enmarcado entre las confusas declaraciones de Irving, los problemas de química y el bajo nivel de varios jugadores. Terry Rozier ha sido el más señalado esta semana, tanto por sus números (12 puntos y 5-26 en tiros de campo en total entre sus últimos tres partidos) como por las dificultades que está teniendo para dirigir el equipo cuando Irving no está sobre la pista. En San Antonio tampoco viven una buena racha: solo han podido ganar uno de los últimos ocho encuentros y esta semana han sufrido una preocupante derrota contra los Knicks. DeRozan ha regresado a su mejor nivel, pero la inconsistencia de Aldridge y, sobre todo, los problemas en defensa (han encajado 125 puntos por 100 posesiones esta semana, el peor dato de toda la NBA) han sumido a la franquicia en una mala racha de resultados. Aun así, los equipos que luchan por la octava plaza del Oeste no lo están aprovechando y San Antonio se mantiene dentro de puestos de PlayOffs. 
 
Los Wizards son uno de los equipos con las aspiraciones más difusas: sus armas no llegan para entrar a PlayOffs, pero tampoco se han decidido a participar sin rodeos en la carrera por el tanking. Esta semana han perdido contra Hornets y Pacers pese al superlativo nivel de Bradley Beal (40.5 puntos y 6.5 asistencias de promedio con casi un 60% en tiros de campo). Por su parte, en Miami sí están haciendo esfuerzos por subir puestos en la clasificación, pero siguen un paso por debajo de lo que quizás podrían llegar a ofrecer. Nadie salvo Dion Waters y Dwyane Wade han estado a un buen nivel en estos dos partidos, en los que además han sido el cuarto peor equipo tirando desde la línea de tres puntos. 
 
Por último, buceando hasta el abismo más profundo de la liga, llegamos hasta Memphis y Phoenix, los dos peores equipos del Oeste, que esta semana no han conseguido ahorrar ninguna derrota. La buena noticia en Memphis está siendo el nivel de Valanciunas y del renacido Joakim Noah, pero los resultados colectivos llevan tiempo dando poco de qué hablar. Esta semana han sido el peor equipo en asistencias y uno de los que menos rebotes ha capturado, pero estos son solo dos de los muchos problemas que tiene la franquicia. En Phoenix, uno de los equipos más jóvenes de la NBA, el único aliciente -claro desde el principio- es el desarrollo de sus novatos, especialmente DeAndre Ayton que sigue cosechando dobles-dobles estériles; esta semana, las derrotas han llegado frente a Cleveland y Atlanta, otros de los conjuntos con menos lustre. Lo primordial para los Suns es encontrar un verdadero plan de futuro; de lo contrario, el desarrollo de sus jugadores seguirán sin proporcionar réditos reales. 
 
 
 

JUGADORES SORPRESA

En esta sección queremos centrarnos en algunos jugadores que no son la primera espada de su equipo pero que han aportado mucho durante esta semana, los famosos tapados. También haremos mención a los que no están en el nivel al que se espera que jueguen. 

 EN BUENA LÍNEA 

Lauri Markkanen ya fue la mejor noticia de los Bulls el año pasado y esta temporada su desarrollo está siendo de nuevo el mayor atractivo de la franquicia. El finlandés se perdió el primer mes del curso y Wendell Carter Jr. lleva desde mitad de enero lesionado, por lo que no estamos pudiendo ver la sintonía entre estos dos jugadores todo lo que nos gustaría, pero parece que en la Ciudad del Viento tienen una pareja interior fiable muy prometedora para el futuro. Markkanen está firmando una temporada sophomore fantástica y no ha bajado de los 20 puntos en ningún partido en el mes de febrero. Esta semana se ha marchado hasta los 30 tantos y 13 rebotes de promedio lanzando por encima del 41% en tiros de tres. No hace mucho ruido por el equipo en el que se encuentra, pero mejora a pasos agigantados sin estar bajo ningún tipo de presión; de su evolución depende en gran medida el futuro de los Bulls.

 

Damyean Dotson Full Highlights 2019.02.24 Knicks vs Spurs - 27 Pts, 8 Threes! | FreeDawkins

 

Terrence Ross, un jugador que no ha tenido una carrera fácil y que se ha quedado en menos de lo que prometía en sus primeras temporadas con los Raptors, se ha destapado esta semana liderando a Orlando con 21.5 puntos y 8 rebotes de media y un 44% de acierto tanto en tiros de campo como en triples. Tras un primer año difícil en los Magic, esta temporada ha abrazado su rol de sexto hombre y está firmando los mejores números de su carrera. Mientras tanto, su equipo sigue a paso firme en la carrera por los PlayOffs y está a las puertas de la octava plaza en el Este. Otro que está en el mejor momento de su trayectoria deportiva es Jonas Valaciunas. Al lituano le ha sentado de maravilla el cambio de aires -al menos en cuanto a su labor individual, pues Memphis es un equipo sin aspiraciones. Valanciunas ha jugado cuatro partidos con los Grizzlies y en tres de ellos ha superado los veinte puntos; esta semana ha promediado 25 tantos y 11 rebotes por noche. En su nuevo equipo está teniendo un usage del 31%, el más alto de su carrera con diferencia (esta temporada con Toronto estaba en un 26% y ya era su dato más alto). 

Terminamos el repaso en la Gran Manzana con Damyean Dotson, uno de los underdogs de esta temporada que entre su habitual irregularidad de vez en cuando nos regala rachas fantásticas. Durante estos dos partidos ha registrado 23.5 puntos de promedio con un 59% en lanzamientos de tres, anotando más de 6 triples por encuentro. Después del traspaso con los Mavericks, los aficionados de los Knicks tienen más motivos que antes para ver los partidos: al desarrollo de Knox y el propio Dotson se le une el atractivo de Dennis Smith Jr. Los resultados este año son lo de menos, pues la vista está fija en el próximo verano, pero jugadores como Dotson merecen ser tenidos en cuenta independientemente de las estrellas que puedan recalar en los Knicks. 

 

28.jpg

Terrence Ross está haciendo la mejor temporada de su carrera / NBA.com

 

 DEBERÁN MEJORAR

Harrison Barnes llegó a Sacramento para impulsar a los californianos en su lucha por los PlayOffs, pero su rendimiento no está siendo el que se esperaba. Aunque a priori en los Kings iba a tener más facilidades que en Dallas, pues es un equipo que necesitaba un perfil como el suyo, el alero no está en su mejor momento de forma y así se ha demostrado esta semana: 10 puntos y 5.5 rebotes de media con unos paupérrimos porcentajes de 32% en tiros de campo y 12.5% en triples. Sacramento juega al segundo pace más alto de la competición, muy por encima del de Dallas, y ese cambio de ritmo ha pillado a Barnes a contrapié. Aun así, a poco que se entone será una gran ayuda para unos Kings que se encuentran a solo un partido de los puestos de PlayOffs, objetivo que a principio de temporada se antojaba demasiado ambicioso pero que se materializa más cada día que pasa. 
 
Seguimos con el Oeste con un LaMarcus Aldridge que no está realizando una mala temporada, pero que pasa por rachas negativas con demasiada frecuencia. San Antonio necesita a sus dos estrellas -él y DeRozan- a su mejor nivel para funcionar a pleno rendimiento, y esta semana en la que no han podido ganar ninguno de sus partidos Aldridge ha dejado mucho que desear. Sus promedios han sido de 12 y 5.5 rebotes, pero especialmente revelador fue su papel en la derrota ante Toronto: 6 puntos anotados en 31 minutos, lanzando solo 8 veces a canasta. Puede estar más o menos enchufado, pero el caudal ofensivo de los Spurs debe pasar por Aldridge; los balones al poste son su mejor arma y cuando no los obtiene su influencia no pasa más allá de la incidencia en el rebote ofensivo.
 
Otro que no ha estado demasiado entonado, aunque con asterisco, ha sido Damian Lillard. El base de los Blazers se ha quedado en 15 puntos de media esta semana con un 31% de acierto en el lanzamiento; pero ha subido sus prestaciones en otros aspectos, como el rebote y la generación de juego (7 capturas y 8 asistencias por noche). Pese a no ver el aro tan grande como de costumbre, Lillard ha aprendido con el tiempo a delegar la anotación en sus compañeros, como ha sido el caso de estos partidos en los que Kanter y Nurkic han tenido un gran protagonismo en ataque. Por últimos, viajamos a Philadelphia, donde la situación de Jimmy Butler está empezando a sembrar ciertas dudas. La llegada de Tobias Harris, que ha encajado como un guante en los 76ers, mejora al equipo, pero deja a Butler en una posición más secundaria. Esta semana se ha quedado en 16.5 puntos de promedio con unos porcentajes muy mejorables -ha anotado dos triples en los últimos ocho partidos-; y sabiendo su carácter y su historial, quién sabe si su trayectoria en Philadelphia se extenderá más allá de esta temporada. De momento, por el bien del equipo, deberá seguir acoplándose lo mejor posible a sus compañeros y saber a cuánto lucimiento individual tendrá que renunciar de cara a los PlayOffs. 
 
 
 
 
 
 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 meses 1 día
#contenidos: 
34
#Comentarios: 
78
Total lecturas: 
65,804