Solapas principales

¿Qué fue de Delonte West?

Ahí no se podían reír de mí”. Mítica frase que decía nuestro protagonista de hoy, Delonte West. Un chico pálido y pelirrojo, que sufría de acoso y de burlas de sus compañeros.

 

En Washington comenzaba la historia de nuestro protagonista. Era un joven delgado, pálido y pelirrojo. Sufría de acoso por parte de sus compañeros, recibiendo todo tipo de burlas e insultos, aunque Delonte siempre respondía en el mismo sitio, en la cancha. Tras una lesión de rodilla, fue enviado por su madre al campo, donde su padre vivía. West empezó a autolesionarse y tomar pastillas, hasta el punto de que un día, decidido a acabar con su vida, asegura que pactó con Dios para llegar a la NBA y decidió seguir adelante con su vida, aunque como más tarde veremos, padecía de graves trastornos mentales que afectarían directamente a su vida.

West fue a Eleanor Roosevelt High School en Greenbelt, Maryland, donde se destacó en el baloncesto, formando equipo con su compañero de la NBA Eddie Basden. Condujo a los Raiders al campeonato de Maryland, donde Delonte anotó 22 puntos y capturó 8 rebotes, pero perdieron el partido. Fue nombrado jugador AllMet del Año de Washington Post por sus promedios de 20.2 puntos, 6.5 rebotes, 3.9 asistencias y 3.1 robos por juego. Luego se comprometió con la Universidad de San José.

En la Universidad de San José, formó una de las mejores parejas del país, junto con el ganador del Premio Wooden y el Naismith Award, Jameer Nelson. West promedió 18.9 puntos y 6.7 asistencias por partido, llevando al 41% su tiro de larga distancia, como junior. Sus esfuerzos ayudaron a los Hawks de San José a ir 27-0 en la temporada regular, y ganar una aparición de Elite Eight en el Torneo NCAA. San José terminó la temporada con 30-2. El base ocupa el puesto 26 en la lista de anotaciones de todos los tiempos de Saint Joseph con 1,235 puntos y ocupa el segundo lugar en la lista en cuanto al porcentaje de tiros libres (83.1). También tiene el récord de SJU por tiros libres consecutivos realizados con 37. En sus tres temporadas en SJU, West ayudó a los Hawks a alcanzar un récord de 72-21 con tres apariciones consecutivas de postemporada.

delonte_west_universidad.jpg

Delonte West jugando para San José.

Su futuro pintaba bien, era un chico con talento, ágil, trabajador y tenía esa magia que hace falta para jugar en la mejor liga de baloncesto del mundo.

Su entrenador universitario, Phil Martelli, afirmó que Delonte conocía bien los pros y los contras de asistir al draft de ese año. "Se le proporcionó a Delonte información más que suficiente para tomar una decisión informada y educada. Parte del proceso de toma de decisiones siempre debe ser seguir el corazón y perseguir un objetivo de por vida, es mi responsabilidad como entrenador principal de baloncesto para todos mis jugadores deben crear un entorno en el que puedan prepararse para los desafíos de la vida, ya sea en el baloncesto o en su profesión. Delonte se ha preparado bien ". El Draft de la NBA de 2004 se llevó a cabo el jueves 24 de junio a las 7 pm en el Madison Square Garden de Nueva York.

Fue seleccionado por los Boston Celtics en la posición número 24. En su primera temporada, luchó contra las lesiones, jugando un total de solo 39 partidos, en su mayoría desde el banquillo. Promedió 4.5 puntos, 1.7 rebotes y 1.6 asistencias por partido. Después de hacer la transición a base en su temporada de novato , West fue nombrado el base titular al comienzo de la temporada 2005-06 por el entrenador Doc Rivers.

Delonte West 2005-2006

 

Su carrera nunca fue brillante pero Delonte demostró desde el principio ser un complemento de nivel para una estrella. La siguiente temporada, la 2005-2006, jugó a un buen nivel promediando casi 12 puntos y jugando 71 partidos. Este mismo año sería seleccionado para jugar el Rising Stars Challenge. Aunque no fue previamente seleccionado, sustituyó curiosamente a su ex-compañero Jameer Nelson por lesión.

El 28 de junio de 2007, durante el draft celebrado ese mismo año, los Celtics lo enviaban a los Seattle Supersonics, junto con Jeff Green y Wally Szczerbiak a cambio del gran Ray Allen y Glen Davis.

Tras una temporada sin pena ni gloria en Seattle, fue traspasado en un cambio a tres bandas el 21 de febrero de 2008, donde jugadores como Ben Wallace o Joe Smith estuvieron involucrados. Delonte West defendería los colores de Cleveland Cavaliers.

DelonteWest_Cleveland.jpg

Delonte West defendiendo los colores de Cleveland

En 2008, ya como profesional en los Cavaliers, West contó a la prensa que le habían diagnosticado trastorno bipolar y que debía dejar el equipo unas semanas para comenzar tratamiento. En aquella época, también se supo que se había divorciado de su primera esposa a las pocas semanas de casarse, lo que le había afectado animicamente.

Estoy tratando de acabar con mi comportamiento destructivo”, dijo a la prensa en su retorno a Cleveland. Su transparencia para asumir y hacer público su problema le hizo ganarse el respeto y la simpatía de muchos aficionados. Aquella temporada promedió casi 12 puntos por partido y recuperó su mejor versión como jugador. La eliminación en playoffs esa campaña coincidió con el rumor de susupuesto romance con madre de Lebron James, algo que West no paraba de desmentir.

Sin duda, este fue el hecho que le dio más relevancia mediática y que, a la vez, le originó más problemas.

Una desconocida web, terezowens.com, publicó la famosa trama: la madre de LeBron, Gloria James, se había acostado con Delonte West. Tras publicarlo y ver que numerosos medios se escandalizaban ante semejante desvarío, la web se echó atrás ("nunca dijimos que fuera verdad"), y el abogado del jugador salió al paso a desmentirlo.

Pero el rumor se propagó hasta niveles insospechados, y pareció calmarse hasta que Calvin Murphy, legendario jugador de los Houston Rockets y personaje muy mediático en Houston, dijo en ESPN que era "totalmente verdad" la historia, y la web antes citada publicó que una fuente cercana al departamento de relaciones públicas de los Cavaliers también confirmaba el supuesto affaire con Gloria James.

gloriajames.jpg

Gloria James, madre de LeBron

No hay ningún motivo para creer que la historia sea verdad. Murphy no es un tipo muy de fiar (fue acusado por su ex mujer de abusar de sus hijas, aunque salió absuelto, y tiene 14 hijos de nueve mujeres diferentes), y todo tiene tintes de conspiración.

Poco antes de la siguiente temporada, West fue detenido por la Policía por posesión ilegal de armas y superar el límite de velocidad y fue condenado a ocho meses de arresto domiciliario y trabajo comunitario. Además, la NBA lo multó con 10 partidos de sanción disciplinaria.

Había comenzado otro episodio negro en la carrera de West, que desembocaría en su última aventura en la NBA.

Por si fuera poco, llegó la escasez económica. "He visto como mis contratos se iban por la ventana, cómo mis acuerdos con patrocinadores desaparecían como mis ahorros al tener que pagar abogados, juicios y divorcios". Delonte estaba sin blanca. Con el cierre patronal (lockout) sobrevolando el ambiente de la liga, las perspectivas no eran demasiado esperanzadoras. Había que trabajar para sobrevivir por lo que no lo dudó y se puso a trabajar como transportista para una empresa de muebles. Un trabajo ‘mileurista’ para alguien que en 2011 cobraba 14 millones de dolares en salarios. Los Mavericks apostaron por él. Firmó un año a razón de 860.000 dólares. Una cantidad que, al no resolverse el lockout, no podía ver.

Fruto del paro, unido a que sus antecedentes le impedían alquilar un apartamento, Delonte tuvo que pasar algunas noches durmiendo en el parking y en el vestuario del American Airlines Center. Este es uno de los casos más impresionantes y llamativos en los últimos tiempos en la NBA. Finalmente, la mano del poderoso Mark Cuban, dueño de los Mavericks, puso fin a la pobre situación. Con Nowitzki y compañía pasó un curso sin sobresaltos, exceptuando el famoso arrebato con Gordon Hayward. En medio de un partido y sin algún motivo de por medio, West metió el dedo en la oreja, en el entonces alero de los Jazz. Tras el encuentro, comentó que “quería quitarle una pelusa”. 25.000 dólares de multa y otro caso más. En verano , tras renovar por otra temporada, estuvo en Barcelona con los Mavs en un encuentro en el Palau Sant Jordi ante el Barça. Todo parecía discurrir con normalidad hasta que, a pocos días de comenzar la competición, varias ‘acciones anti-disciplinarias’ en el vestuario obligaron a Rick Carlise a prescindir de sus servicios.

Delonte West gives Gordon Hayward a "Wet Willie"

Me deshice de todo lo que me recordaba a mi época como baloncestista. Estaba herido, como si hubiese dado cientos de pasos atrás”, contaba. En 2013, los Legends de Dallas (equipo de la D-League afiliado a los Mavericks) le ofrecieron un contrato. Se esforzó por recuperar la forma. “Era el momento de madurar, de salir de aquello para siempre”.

Había probado con los Clippers, jugó un año en China, y valoró ofertas en Venezuela y Puerto Rico antes de firmar con los Legends. Era el equipo perfecto para volver a ser jugador de baloncesto y regresar, pronto a la NBA. Sin embargo, todo se fue al traste cuando apenas había disputado tres partidos: una grave lesión le dejaba fuera para el resto de la temporada.

Los Legends hicieron de todo para no perder al jugador que habían recuperado. Muchos veían en él la clase de un NBA, con más experiencia y un rol importante para aleccionar a jóvenes talentos del equipo. Sin embargo, seguía sintiendo la necesidad de explicar detalles escabrosos de su vida y de limpiar su imagen de polémicas que ya habían sido olvidadas por todos… menos por él, que incluso decidió iniciar una guerra contra Lebron James a través de las redes sociales.

Mark Cuban le ayudó a aliviar sus finanzas y Caressa, mujer con la que se casó algún año atrás, esperaba su segundo hijo. Parecía que, esta vez, West podría superar sus males rodeado de gente que se preocupaba por él y que no le permitiría caer de nuevo. Prometía, en 2015, que la gente empezaría a ver lo mejor de él a partir de esa nueva etapa. Todo parecía volver a la normalidad, a la extraña normalidad de Delonte West. Hasta que llegó la fatídica foto de Houston…

 

¿QUÉ ES DE DELONTE WEST AHORA?

Ahora soy feliz, cometí errores hace años, intenté acabar con mi vida varias veces. Hoy, todo ha pasado y no dejaré que nadie vuelva a aprovecharse de mí como ocurrió entonces”. West estaba seguro, hace pocos meses, de que su regreso a la NBA era cuestión de tiempo. Pedía una última oportunidad. Se creía recuperado. Pero sólo fue un espejismo. La pesadilla no había acabado.

La reciente y desgraciada fotografía en Houston ha dejado ver una imagen preocupante.

delontewest_houston.jpg

Delonte West en Houston

Su hermano Dmitri ha asegurado que Delonte está sometido a medicación y que no hay que temer por él, pese a la alerta generada por las imágenes vistas. Algunos ex de la liga, como John Amaechi, han reclamado a la NBA programas para ayudar a jugadores con este tipo de trastornos psíquicos.

En la actualidad, según cuentan varios medios, West estaría viviendo como un vagabundo y estaría afrontando un desahucio inminente, además de arrastrar una importante deuda y necesitar de sus familiares para controlar su medicación.

Una vida con talento de una estrella, que terminó estrellándose. Nadie sabe lo que deparará para él el futuro.

 

Delonte West Top 10 Plays of Career Highlights Mix

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 meses 3 semanas
#contenidos: 
4
#Comentarios: 
8
Total lecturas: 
19,618

Comentarios

Lo que le ha dado ese Dios es poca broma... Por cierto que Royce White, el de la fobia a volar, se ha pasado a las artes marciales mixtas!