Solapas principales

Jugar de local o visitante en la NBA... ¿afecta tanto?

  • San Antonio es un equipo en reconstrucción fuera de casa
  • Milwaukee sólo ha perdido 6 partidos como local esta temporada

"Como en casa en ningún sitio", se suele decir, cuando las condiciones que te encuentras cuando sales de tu hábitat natural son considerablemente peores que a las que estás acostumbrado. Y esta es una frase que en los deportes cobra incluso más sentido. Pues no es lo mismo jugar un partido decisivo para tus objetivos rodeado del aliento de tu "gente" que hacerlo con toda la grada en contra. Y esto se da en el baloncesto, en el fútbol (también el americano), y en cualquier deporte que lleve implícita la distinción entre local y visitante.

Y esta distinción, conforme avanza la temporada y las fases se van sucediendo vertiginosamente, se evidencia más en los equipos a los que les afecta. Y cuando llegan los PlayOffs, se transforma en un factor clave. Ese es el motivo de que los equipos peleen tanto por esa "ventaja de campo", porque comenzar la serie como local es asegurarte una mayor tranquilidad y facilidad a la hora de afrontarla desde un principio. Por eso el Oracle fue tan importante en los primeros años de la dinastía, por eso siempre cuesta ir a jugar al (TD) Garden, y por eso los equipos que no son fuertes en casa no suelen conseguir sus aspiraciones.

Pero esto también puede ser enfocado con el prisma inverso; el del visitante. Ser capaz de triunfar fuera de tu zona de apoyo constante es también complicado, y conseguirlo requiere una gran capacidad de concentración y de unión del grupo. Si eres muy bueno recibiendo a tus rivales pero cuando te toca salir fuera a competir pareces ser otro equipo distinto al final acabarás encontrando un equilibrio que, sin ser negativo en su totalidad, deja mucho que desear al estar malgastando la ventaja lograda como local. Y eso es algo de lo que los San Antonio Spurs padecen.

San Antonio spurs, peor equipo de po fuera de casa

El equipo de Gregg Popovich lleva, en lo que ha transcurrido de temporada, 14 victorias en 37 partidos como visitante. Esto supone un 38% de victorias que, de trasladarse al porcentaje total, les colocaría como el 6º peor equipo de la NBA y sólo "superado" por los Phoenix Suns en la Conferencia Oeste. En contraposición con esto, han logrado vencer 29 de 37 partidos en casa, siendo el 5º mejor conjunto en este aspecto. Que haya tantas diferencias -15 victorias- no hace más que alarmar de cara a unos PlayOffs en los que con total certeza tendrán que comenzar con dos partidos fuera de San Antonio.

Porque si bien es cierto que este mes de marzo están jugando como uno de los mejores equipos de la NBA, logrando victorias importantes fuera de casa (Boston) y asentándose en la pelea por el 5º y 6º puesto, las peores rachas de los texanos han venido cuando tuvieron partidos fuera de casa de forma consecutiva. En febrero, antes de comenzar la racha de 9 victorias seguidas, se enfrentaron a 8 equipos como visitantes, sacando 1 victoria de todos los enfrentamientos. Lo bueno, por denominarlo de alguna manera, es que todo tiene una explicación.

estadísticas básicas

En primer lugar cabe destacar la anotación, y cómo la consiguen. Fuera de casa anotan 110 puntos por noche, 3 menos que de locales, con grandes diferencias en términos de eficiencia. Anotan la misma cantidad de lanzamientos pero intentan 2 más, lo que hace que su porcentaje de tiros de campo sea un 2% peor. En los tiros de 3, donde son el equipo que menos triples intenta por partido, anotan uno menos fuera cuando intentan 2 más, bajando de esta manera de un 42% de acierto a un 37%.

En los rechaces ofensivos suben pero bajan en rebotes totales, al conceder 2 capturas ofensivas más que las que conceden como locales. En cuanto a las asistencias la cifra cae a las 23, cuando en el AT&T Center están en 25, cometiendo más pérdidas y haciendo más de una falta más. La diferencia neta del +/- del equipo, calculando la diferencia entre ambas situaciones, es de -11, pues tienen un notable +7 en San Antonio y un terrible -4 "on the road".

otros focos de importancia estadística

En cuanto a los ratings, tanto ofensivos como defensivos, San Antonio ha protagonizado una temporada muy irregular. En Marzo y en diciembre han tenido mínimos de récord en defensa pero en febrero o noviembre han sido uno de los peores equipos de la liga. Y eso se refleja a la hora de jugar fuera de casa. Porque con un -9 en cuanto al Rating Defensivo, y un -5 neto, se sitúan en una distancia de 12 puntos con el "Net Rating" que tienen de locales.

 

 

Además, el impacto estimado de sus jugadores es de 48, que hace que tengan 7 puntos menos con respecto a los 55 del otro lado de la balanza. El Pace, en cambio, aumenta, teniendo más posesiones, al igual que los puntos en la pintura o de 2ª oportunidad, donde consiguen 3 y 2 respectivamente, y el porcentaje de rebotes ofensivos capturados. Es destacable, sin duda alguna, la relación entre el mayor número de posesiones del que dispongan y que su porcentaje de asistencias sufra una caída de un 3%. 

ESTADÍSTICAS rivales

Este punto quizá es más clave todavía, pues sus rivales se aprovechan de la ventaja que supone, ya de por sí, jugar en casa, y de la debilidad que muestran los Spurs como equipo visitante. Por ello es normal ver cómo los equipos que se enfrentan con los de San Antonio anotan 9 puntos más cuando lo hacen como locales en vez de visitantes (114 por 105), con un triple intentado y anotado más y 3 tiros de campo totales encestados, sin subir la cantidad de intentados. Esto hace que su porcentaje sea mucho mejor, pasando de un 44% a un 48%.

Atrapan más rebotes, un total de 45, clara mejora con respecto a los 42 que recogen sus rivales cuando los Spurs están de locales. Las asistencias, en las que pasan de 22 a 25; las pérdidas, un 0.5 menos; y las faltas, cometiendo 1 falta menos, son otros aspectos en los que destaca este aprovechamiento de la debilidad Spur'.

Y si los Spurs anotan más en la zona y en segundas opciones, sus rivales también lo hacen. En concreto, 5 puntos más en la zona, y 2 puntos más tras pérdida, a contraataque y en segunda oportunidad. Esto, unido a aquello que comentábamos del Pace, puede dar a entender que cuando los Spurs no juegan en casa su ritmo y su forma de jugar se adapta a lo que decida establecer su contrincante, dejándose llevar, de alguna manera, a su terreno.

Milwaukee bucks, mejor local de la nba

Y de un equipo que se deja llevar por la corriente cuando no es la que pasa por su pabellón, y que se ha destacado como uno de los más irregulares de la competición en todas las situaciones a las que se ha enfrentado, a un equipo que lleva dominando la NBA desde el 30 de octubre, cuando quedó como el único equipo invicto, hasta hoy, contando con el mejor récord de la NBA con un espectacular 55 a 19. Un récord que se potencia todavía más cuando los Bucks parten de cara en el Fiserv Forum.

fiserv_forum.jpg

El Fiserv Forum, flamante nuevo hogar de los Milwaukee Bucks (Foto: NBA)

30 victorias en 36 partidos les sitúan, con un 83% de victorias, como el mejor equipo de la NBA en porcentaje de victorias como locales, empatados con unos Denver Nuggets que sin embargo fuera de casa bajan mucho su rendimiento. El mejor momento del curso se dio entre diciembre y febrero cuando, de los 16 partidos que disputaron en 13 sacaron la victoria, y las derrotas fueron por márgenes de 10 puntos o menos.

ESTADÍSTICAS BÁSICAS

La mayor importancia de este conjunto estadístico no es quizás el volumen anotador, que no deja de destacar de todas formas, si no la forma en que es logrado. Pues anotan 4 puntos más, anotando casi 2 lanzamientos más por noche, con una mejoría en el apartado de los tiros libres que llama la atención. Porque si ya mejoran en la eficacia desde el triple y en lanzamientos generales (+1% en ambos casos), cuando la afición no está en contra, no hay ruidos extraños o atmósferas enrarecidas que desconcentren a los jugadores, y todo está enfocado para que el jugador no dude al lanzar, los Bucks lo aprovechan. Y por ello pasan del 76% al 78%. Puede parecer poco, pero cada porcentaje que se pueda ganar implica mucho a la hora de la verdad.

Su cantidad de rebotes varía lo mínimo, en asistencias también reparten una más por partido, y en defensa estén más activos. Pero esta concentración se nota realmente en el cuidado del balón que tienen, al perder un balón menos, y en que el +/- de la franquicia es +13 en casa, cuando baja hasta el 5 fuera. Y es que sin ser un cambio tan drástico como el de los Spurs, Milwaukee pasa de ser un equipo de la zona media-alta de la liga a pertenecer a la élite, a donde ha estado lo que llevamos de temporada.

OTROS FOCOS DE IMPORTANCIA ESTADÍSTICA

Milwaukee, al igual que San Antonio, disfruta de una suerte de sistemas adaptados a su ritmo, y a su estilo de juego. Un estilo apoyado en conceptos muy claros, como son el de la velocidad, el "extra-pass" o el limitar la duración de las posesiones -no es extraño ver triples o penetraciones con 18 segundos por delante de posesión-, que se aplican y se pueden observar directamente en las estadísticas. Y es que en casa, donde mejor han jugado esta temporada, anotan 2 puntos más tras pérdida, a contraataque, en la pintura y en 2ª oportunidad. Una 2ª oportunidad en la que también destacan sus rivales, pero que debe ser comentada con posterioridad.

Y en cuanto a los ratings, neto, ofensivo y defensivo, se puede hacer la misma lectura que con el +/- que comentamos en el anterior apartado. 115 por 111 en el OffRtg, 103 por 105 en el DefRtg, y una variación neta de 7, con otro +13 en casa por el +6 de visitante. Esto no aporta mucha más información más allá de lo bien que lo están haciendo cuando juegan en Wisconsin, pero si se matiza que el eFG% también sufre una mejoría, que atrapan un mayor porcentaje de rebotes ofensivos, y que su TS% llega al 60%, el sentido de los datos se percibe de una forma más clara. Igual que se hace al observar cómo actúan sus rivales.

ESTADÍSTICAS RIVALES

En este aspecto hay datos que destacan y que captan tu atención cuando "echas un vistazo", pero hay otros menos visibles a simple vista que son más decisivos, o importantes, a la hora de explicar por qué son "casi" invencibles jugando en Milwaukee. Y uno de esos datos que entra en la segunda categoría son los puntos en 2ª oportunidad (y en consecuencia, rebotes ofensivos) que el otro equipo consigue, que supera los 13 cuando los Bucks actúan de anfitriones. Y esto, a priori una desventaja, viene explicado por el ritmo de juego que le interesa a los de Budenholzer, y el rédito que sacan despreocupándose -en parte- de cargar el rebote defensivo pero asegurándose de disponer de una eficiente transición ofensiva.

Milwaukee Bucks vs San Antonio Spurs Full Game Highlights | March 10, 2018-19 NBA Season

En este vídeo se puede observar cómo Milwaukee -local- atrae a San Antonio -visitante- a un ritmo al que los Spurs no están acostumbrados.

Insistiendo en esto, en "atraer" al rival a tu forma de jugar, podemos ver cómo las asistencias se mantienen, cómo los tiros de tres están calcados de locales o de visitantes o cómo los otros equipos roban más balones cuando son recibidos por los Milwaukee Bucks. Aún así, evidentemente, hay una caída de 3 puntos en la anotación, una caída de 3 rebotes y un tiro y medio menos intentado por partido.

Esto, en definitiva, no hace más que incidir en la evidencia de que los Bucks, a la hora de "localía", son los mejores, y que si recuperan a alguno de sus lesionados la ventaja de campo en estos PlayOffs puede serles de mucha ayuda, más si cabe.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 meses 3 semanas
#contenidos: 
59
#Comentarios: 
107
Total lecturas: 
117,433