Solapas principales

El futuro de Valencia Basket: continuidad en el banquillo en busca del salto definitivo

  • Guillem Vives, claro protagonista del verano taronja
  • Con Thomas, Sastre y Oriola como fichajes, en Valencia se buscan aleros y pívots
  • Pedro Martínez, una temporada más al frente del equipo

Valencia Basket ha vivido una temporada marcada por los bruscos cambios en su estado de ánimo. Del récord de 28 victorias en los primeros 28 partidos de la temporada y con el liderato de la ACB Liga Endesa en la mano, a la pronta eliminación en la Eurocup y en la Copa del Rey para terminar cayendo con orgullo ante el Real Madrid en semifinales. Todo, en una campaña marcada de nuevo por las lesiones: Antoine Diot, Bojan Dubljevic, Luke Sikma, Sam Van Rossom... Sin duda, una mezcla de estados de ánimo que generó dudas de cara a qué hacer con Pedro Martínez a principios de verano.

En su presentación, hace un año, el técnico reconocía que una temporada es el tiempo idóneo para conocerse, para saber si se puede trabajar en armonía y que si todo iba bien, en febrero se podía ampliar el contrato. Pero precisamente el bajón que sufrió el equipo en el inicio de 2016 hizo dudar a las altas esferas de Valencia Basket. Finalmente, la imagen mostrada en los dos partidos en la Fonteta en semifinales ante el Real Madrid y la capacidad de recuperación del equipo antes de playoffs hizo recordar a la dirección deportiva el trabajo de Pedro Martínez en sus primeros meses y se apostó por su continuidad. Eso sí, por una temporada.

Y tras atar la continuidad de Pedro Martínez, también con la renovación de Rafa Martínez, es tiempo de trabajar en la plantilla. Con siete hombres con contrato y ya con tres fichajes, Valencia Basket busca un equipo que sea capaz de dar el salto definitivo. En la Fuente de San Luis quieren volver a saborear una final de Eurocup y por supuesto de ACB y en las oficinas del club ya se trabaja para ello. Eso sí, con muchos frentes abiertos que repasamos a continuación.

LOS JUGADORES QUE SIGUEN

RAFA MARTINEZ
: Debido a las lesiones que sufrieron Antoine Diot primero y Sam Van Rossom después, Rafa Martínez se vio obligado a jugar más minutos de los esperados el verano pasado. Ya renovó a la baja consciente de que Diot era la apuesta de la casa, pero primero la lesión del galo y luego la de Van Rossom obligando a Diot a jugar de base puro multiplicó los minutos de Rafa Martínez y el capitán no los desaprovechó.

Con 9.8 puntos y 10.8 de valoración por partido, Rafa Martínez era uno de los puntales de Valencia Basket en temporada regular. Pero ante tantos partidos y ante tantos minutos, el '17' llegó fundido a los playoffs. Antes de lesionarse el dedo ante el Real Madrid, Rafa Martínez ya había bajado sus prestaciones cayendo hasta los 6.5 puntos por partido. Pese a ello, el club y Rafa Martínez llegaron a un acuerdo para seguir unidos una temporada más.

Aunque ICL Manresa y MoraBanc Andorra querían incorporarlo a sus filas, la prioridad tanto de Rafa Martínez como de Valencia Basket era la de seguir ligados una temporada más. Eso sí, si respetan las lesiones, la idea vuelve a ser la del año pasado: Rafa, como segunda espada.

BOJAN DUBLJEVIC: El pívot montenegrino afronta su quinta temporada en Valencia con el objetivo de que los problemas físicos le respeten por una vez en una campaña completa y que pueda ser de verdad el líder interior. Este año, Bojan Dubljevic ha estado eclipsado por la gran actuación de Justin Hamilton, pero siempre ha estado ahí. Fiel escudero en rotación del norteamericano, Dubljevic ha vuelto a ofrecer grandes números: 13 puntos y 5.7 rebotes en fase regular y 11.7 puntos y 6.8 rebotes en fase final.

Atado hasta el 30 de junio de 2018 se espera, como los últimos veranos, que Bojan Dubljevic esté al cien por cien durante toda la temporada, que sea el líder interior de Valencia Basket y que asuma el rol de capitán general. Pero, pareciéndose a un culebrón veraniego, la pregunta de cada época estival es: ¿le respetarán las lesiones por una vez?

dubisofo.jpg

Dubljevic ante Schortsanitis (MA Polo/Valencia Basket)


FERNANDO SAN EMETERIO: La mejor manera de silenciar críticas la eligió Fernando San Emeterio cuando empezó la temporada. A su llegada mucho se habló de fichaje tardío, de jugador de vuelta y de hombre que disfrutaría de los partidos desde el banquillo. Craso error. Pronto Fernando San Emeterio iba a convertirse en un hombre fundamenta dentro y fuera de la pista. Ante los problemas físicos de Sato y la eterna duda que giraba sobre Vladimir Lucic, San Emeterio se hizo con los mandos del juego exterior y en muchos partidos la táctica se resumía a "balones a San Eme". Y en el vestuario, persona clave para el gran ambiente que ha reinado durante todo el año e importantísimo en los momentos duros sufridos por el equipo (eliminación en Copa del Rey y Eurocup). Ahora, nadie se imagina esta nueva temporada sin el cántabro pidiendo el balón en el poste bajo o penetrando a su particular velocidad.

LUKE SIKMA: El hombre perfecto, o al menos el hombre válido para todo. Luke Sikma es posiblemente el mayor acierto en lo que a fichajes se refiere con permiso de Justin Hamilton. Sikma se asentó y aclimató de forma rapidísima a su nuevo club y a su nuevo estilo de juego para ser ese jugador que anotando una sola canasta puede irse hasta los 12 de valoración. Uno de los interiores con mayor capacidad de lectura de toda la ACB, Sikma es la prolongación de Pedro Martínez en la pista. Su baja en los playoffs mermó y mucho las aspiraciones de un Valencia Basket que echó de menos su conexión con Justin Hamilton y su trabajo sucio en la pintura.

SAM VAN ROSSOM: El base belga bien podría estar en el epígrafe de "nombres por resolver", pero no precisamente por su contrato. Van Rossom sigue siendo un taronja más, pero en el club todavía están preocupados por su rodilla. Fue el pasado mes de noviembre cuando Van Rossom caía lesionado en el partido ante Retabet GBC (92-65) al llevarse un golpe en la rodilla. Los primeros análisis hablaron de 3/4 semanas de baja, pero terminó perdiéndose la temporada entera. Y ahora, pese a que el propio jugador publica vídeos en su cuenta de Instagram poniendo a prueba su rodilla con resultados positivos, su estado continúa preocupando. Además, esa rodilla se une a la más que posible salida de Vives al Barcelona, algo que mueve todavía más las aguas valencianas.

ANTOINE DIOT: Entró con mal pie y terminó haciéndose con los mandos de Valencia Basket. Antoine Diot llegó lesionado a su nuevo equipo en la preparación del Europeo que terminaría ganando España obligando al club a fichar a Jon Stefansson. Su regresó generó dudas en sus primeros partidos y aunque no se le veía cómodo dirigiendo, Diot dio un paso al frente cuando Vives bajó sus prestaciones para terminar siendo el complemento perfecto. Su rapidez y su juego vistoso rompían la férrea dirección de Vives convirtiendo a Valencia Basket en un equipo doblemente peligroso. De cara a esta temporada, en Valencia esperan que Diot se consolide como un escolta y una amenaza exterior y que sus minutos como base se reduzcan a lo más mínimo.

128119_81_140685_81.jpg

Antoine Diot, decisivo (ACB Photo/A.Martín)


 

 

 

 

 

 

 

LOS NOMBRES POR RESOLVER

GUILLEM VIVES
: Sin duda, Guillem Vives es uno de los Trending Topics del verano en el baloncesto nacional. Con una temporada más en su contrato y después de ser la gran apuesta de Chechu Mulero en su primer año como director deportivo, el futuro de Vives parece lejos de Valencia. El Barça Lassa, en su renovado proyecto, ve en el exjugador de la Penya al complemento perfecto de Rice, el orden y la dirección que hace la mezcla idónea con la anarquía del norteamericano.

Después de haber pasado por caja para hacerse con Víctor Claver (casi 2 millones de euros), el Barça Lassa no quiere esperar más y está dispuesto a dejar otro millón más en la Fonteta para hacerse con Guillem Vives. Valencia Basket no negocia y en el Palau ya son conscientes de la postura taronja, así que o cláusula o nada. Sea como sea, su salida parece más cerca que su estancia en la Capital del Turia y Chechu Mulero ya está manos a la obra para buscar un reemplazo de garantías.

dsc_4497.jpg

Guillem Vives ante Carroll. (JM Casares)


 

 

 

 

 

 

 

 

JON STEFANSSON: Por fin una segunda parte sí fue buena. Stefansson aterrizó en Valencia por tres meses para sustituir al lesionado Antonie Diot y, durante ese tiempo, se convirtió en un complemento perfecto para Pedro Martínez y se ganó su continuidad hasta final de temporada. Pero da la sensación de que 'hasta aquí hemos llegado'. El club siempre ha destacado su profesionalidad y su rápida adaptación, pero no hay sitio para todos. Antoine Diot y Rafa Martínez son los inquilinos del puesto de escolta en Valencia con el añadido de Joan Sastre y si sale finalmente Vives se fichará un base puro evitando así tener que mover de nuevo al galo.

ROMAIN SATO: En su tercera temporada en Valencia, Romain Sato ha vuelto a ser presa de sus dolores en el tobillo. Después de ser el mejor alero de la ACB en su primera campaña como taronja, el tobillo ha podido con Sato. De hecho, esta temporada solo se le ha visto cómodo en los playoffs gracias a la dosificación de minutos ofrecida por Pedro Martínez. Y en los últimos días, el centroafricano está siendo el protagonista. Desde África, concretamente desde 'News Basket BeAfrica', se hablaba de una negativa a firmar con SLUC Nancy y a los pocos días, de continuar una temporada más en Valencia Basket.

En la dirección deportiva taronja ven a Joan Sastre como un escolta puro y duro, algo que uniéndolo a la salida de Vladimir Lucic con destino Bayern de Múnich deja el puesto de 3 a Fernando San Emeterio. Obviamente, Sastre puede jugar de alero pero la convicción de verlo como 2 es total. ¿Será Sato el acompañante de San Emeterio en el puesto de 3?

Y LLEGAN LOS PRIMEROS FICHAJES

Valencia Basket ha sido uno de los equipos más tempraneros en cerrar sus plantillas en los últimos años, algo que no está siendo así este verano. La prioridad era cerrar las renovaciones más importantes (Pedro Martínez y Rafa Martínez) y a partir de ahí, ver qué necesitaba el equipo. Y la dirección deportiva comandada por Chechu Mulero ya ha hecho sus primeros movimientos en la plantilla con tres fichajes: dos interiores y un exterior.

Con la salida de Justin Hamilton a la NBA y con las dudas de John Shurna y de Jordi Trias, Valencia Basket necesitaba incorporar a varios interiores. El primero en llegar fue y ha sido hasta el momento el fichaje de más renombre. Hablamos de Will Thomas, que tras dos buenas temporadas en Unicaja cambia el verde por el naranja para reforzar la pintura. Thomas cierra la puerta a la renovación de John Shurna y con su llegada, el conjunto de Pedro Martínez añade y recupera la presencia interior que no se tenía con Shurna.

cix1mz5wsaqdnsk1.jpg

Will Thomas (Foto: Unicaja B. Fotopress)

 

 

 

 

 

 

 

 

El otro interior que ha aterrizado en Valencia es Pierre Oriola. Su llegada ha sorprendido tanto en Valencia como en Sevilla. En San Pablo contaban con la renovación de Oriola pero en la Fonteta han visto en su figura una oportunidad de mercado. Gratis, cupo y con hambre y capacidad de progresión, Oriola es el elegido para ocupar el puesto de quinto interior y ser un hombre de rotación puro cerrando la puerta a la continuidad de Jordi Trias.

Y salimos al exterior para hablar del otro nuevo fichaje, el de Joan Sastre. Después de una más que notable temporada en CAI Zaragoza (11.1 puntos y 3.4 rebotes por partido), Sastre da un salto más en su carrera en busca de objetivos más altos que por los que podía pelear en el conjunto maño. Después de crecer en Baloncesto Sevilla y de hacerlo más todavía en CAI, Sastre llega a Valencia previa petición de Pedro Martínez con el objetivo de ser uno de los líderes exteriores del nuevo proyecto taronja.

LOS QUE SUENAN

Todavía queda mucho verano por delante y Valencia Basket tiene frentes abiertos que tiene que cerrar. Esperando a que se confirme la salida de Guillem Vives al Barça, en la Fonteta se trabaja en incorporar a un pívot que supla a Justin Hamilton y a un alero. Esos son los dos principales objetivos que tiene a día de hoy Chechu Mulero y su equipo y de momento los nombres que más suenan tienen mucho que ver con la ACB.

En el puesto de pívot, el jugador que sitúan en Valencia es Colton Iverson. Según informa 'Gigantes del Basket', Valencia Basket está interesado en incorporar al que fuera jugador de Baskonia y que actualmente milita en las filas de Pinar Karsiyaka. Iverson, un 2.12 m de 27 años, ha promediado esta temporada 10 puntos y 4.9 rebotes en la Euroliga y ya sabe lo que es jugar en la ACB.

El nombre de Iverson salta a la palestra ante las dificultades de incorporar a jugadores interiores. Pedro Martínez repitió la fórmula del año pasado al disfrutar de la Summer League en busca de un 'nuevo Justin Hamilton', pero los nuevos contratos de la NBA y la potencia económica de los clubes del viejo continente dificultan el margen de maniobra. Eso sí, Chechu Mulero desmintió dicho interés en la presentación de Pierre Oriola.

Quien suena en el puesto de alero es Alberto Abalde. Según informó 'Radio Esport Valencia', el conjunto taronja sigue muy de cerca al todavía jugador de Divina Pastora Joventut. Consciente de las dificultas económicas por las que pasa el equipo de Badalona y de que acaba contrato la próxima temporada, la fórmula que quieren repetir en Valencia es la de Guillem Vives: pagar la cláusula e incorporarlo las próximas tres campañas.

img_5842.jpg

Albertto Abalde celebra un triple (Foto: Luis Fernando Boo).

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 1 semana
#contenidos: 
124
#Comentarios: 
1,103
Total lecturas: 
565,519

Comentarios

Primero comentar que Valencia se vuelve a equivocar al renovar a Pedro Martinez, entrenador con muchas temporadas en ACB y nada más después de los fracasos de la temporada pasada no se puede volver a confiar en un entrenador que no aporta un salto cualitativo a la plantilla yo lo definiría como un entrenador mediocre lleno de manias y fobias, tan sólo hace falta preguntarselo a Lucic o a Sato.
Los objetivos de este año vuelven a ser los mismos que la temporada anterior, con la ventaja que ahora tienen el dinero de Claver mas el del segundon ( digo lo de segundon por que en ningún equipo será un primer base) de Vives, pueden ir a buscar algo más de calidad, en definitiva hacen un favor a Pedro Martinez ya que la gestión de tres bases no le gusta y no sabe llevarla.
En definitiva creo que volverá a ser una temporada en blanco para el conjunto rnaranja.

Pues para lo que hay en el mercado y las posibilidades económicas de Valencia me parece que esta fichando perfecto. Tiene la plantilla apuntalada para no tener sustos en septiembre y quedarse colgada y se deja dos puestos para lo que surja de los descartes nba. No se le puede pedir más.

El objetivo de Pedro Martínez es consolidar un nucleo duro nacional permanente en el equipo, con el que trabajar y rodearlo de piezas nuevas. Lo preocupante es no dotarle de unos jugadores que sean diferenciales y hagan subir el nivel a la plantilla y acercarse a los Real Madrid y Barca.
No es una mala idea el hecho de hacer un equipo, de nivel medio alto, que te permite ganar partidos con equipos inferiores sin un esfuerzo grande, y que a los grandes obliga a sudar tinta (como pasaba con GranCa) pero falta ese Hamilton, Doellman, el Adams y Bou de Baskonia que te hagan codearte de tú a tú con los grandes de ACB y de Europa.
Aún hay mercado, muchos mas contratos no garantizados en NBA que años anteriores obligan a ser pacientes a los equipos como VB que otros años firmaban despues de las summer leagues veraniegas.

El equipo de Valencia Basquet es un Club en franca "involución" desde la llegada de Pedro Martínez.
Transmite los males de muchos de los entrenadores españoles, el conformismo. Buscan jugadores nacionales de nivel medio (Oriola, Sastre,.... sólo falta Sada) que nos den un buen rollo durante la semana y que así, no nos exijan mucho en caso de que traigamos jugadores de nivel europeo.
Lo harán bien en ACB, para estar en el Top5 y poco mas.
Que un Club que tiene uno de los 4 principales presupuestos de la liga pierda la ambición por el conformismo de su entrenador es algo que no deberían permitir. Claro, si el lema es "Cultura del Esfuerzo", pues eso, sólo falta David Doblas.
Esfuerzo sin Talento = A Mediocridad.

Mira que me duele decirlo pero en líneas generales estoy de acuerdo contigo. Los fichajes tienden a ser jugadores con poca "electricidad", muy dependientes del sistema para el rendimiento, medianías que aseguran no pegarte un tortazo en liga regular como Unicaja o Baskonia en los últimos años..pero que no invitan a soñar con nada más. Jugadores cómodos para el entrenador con un supuesto futuro que en baloncesto no existe pues los contratos son cortos y si el jugador alcanza cierto nivel lo pescan, ahí está el ejemplo de Vives, al que Valencia y Joventut han formado y no han podido disfrutar.

Yo añadiría un dato importante: creo que en las altas esferas del club, con Mulero a la cabeza, tienen un pensamiento parecido, es algo que se puede intuir por la duración del contrato de PM y episodios sucedidos el año pasado. ¿ Cuál es el "problema"? Que este año los 4 semifinalistas juegan Euroliga sí o sí..y se cree que hay más posibilidades de conseguir el objetivo manteniendo el modelo que cambiándolo. Esta temporada no se puede fallar y desde el club saben que van a apostarlo todo a la carta de PM, todo para jugar Euroliga.

A Valencia le falta incorporar el jugador diferencial que le haga saltar de la zona playoffs de la liga a la zona noble y luchar con los futboleros.
Lo que ha fichado, en mi opinión, tiene futuro, lo que tiene previsto fichar, también está orientado al futuro, pero necesitarán un base con presente y no solo con pasado, y luego inventarse otro Justin Hamilton que es lo difícil en Europa en este momento.

Yo es algo que nunca he entendido porque es mucho más limpio entre tanta cifra - y se puede leer de un golpe de vista - el redondear al inmediatamente inferior o superior.