Solapas principales

Luke Sikma, un currante liderando el Alba de Aíto

El Alba Berlín de Don Alejandro marcha con pie firme en la Eurocup con 4 victorias en sus primeros 5 partidos. Bajo la batuta del mítico entrenador madrileño, al que afortunadamente para el baloncesto rescataron de una posible jubilación, están desarrollando un gran baloncesto ofensivo. Son el 6º equipo más anotador con 86 puntos por partido, gracias a tirar con unos muy buenos porcentajes de 58,67% en tiros de 2 (3ª) y de 41,6% en triples (5ª). Además de todos es sabido el gusto de Reneses por el extra pass, y su equipo lo demuestra siendo el 5º en asistencias con 18'6 de media.

A sus 70 años, Aíto sigue estando en plena forma, como demuestra el juego de su equipo y su última ocurrencia para debatir sobre las decisiones de los árbitros:

Pero este artículo no es para hablar de la brillantez del entrenador que sigue marcando una época en el baloncesto europeo, si no del jugador que está siendo la estrella de su equipo: Luke Sikma.

No sorprende a nadie que Sikma haya tenido un impacto inmediato en el proyecto de Aíto García Reneses, pero si llama la atención que haya dado otro paso más en su progresión individual, para ser el más valorado de su equipo en Eurocup y el MVP de la primera jornada, siendo como ha sido siempre un jugador de equipo y que ha ejercido un papel de acompañante de las estrellas o jugador de intendencia. 

El hijo de Jack lidera a su equipo en valoración en esta competición con 19'4 de valoración, cifra que cobra mayor valor si comprobamos que la estadística está muy repartida en un grupo que practica un juego muy coral, con 4 jugadores que alcanzan o superan los 11 de valoración y otros 3 que alcanzan o superan los 9 de media, entre ellos Marius Grigonis con 11 y un Stefan Peno que promedia 9 y va creciendo bajo el ala de Aíto. El campeón de la Liga Endesa con Valencia lo hace con unos números que confirman lo completo que es como jugador: 12 puntos, 7'6 rebotes, 2'4 asistencias, 1'2 robos y 0'8 tapones. A tener en cuenta también que ronda los 20 de eficiencia a pesar de su mal porcentaje en triples (16,7%) y tiros libres (63,6%), pero es que en tiros de dos tiene un acierto hasta el momento espectacular: 75,8%. De estos datos se pueden extraer dos conclusiones que los que los que disfrutamos de su juego en la Liga Endesa hace tiempo que tenemos claro: Sikma es un currante nato y un jugador muy inteligente en la cancha.

7DAYS EuroCup, Regular Season, Round 1 MVP: Luke Sikma, ALBA Berlin

Una de las definiciones tópicas más aplicables al rubio de Bellevue es que es de esos jugadores que no es un 10 en nada, pero un 7 u 8 en todo. No es el más técnico ni el de más recursos ofensivos, pero es capaz de aportar puntos con regularidad si es lo que pide su equipo; no es el más fuerte y atlético, pero rebotea como el que más y defiende a cualquier par; y no es el mejor tirador pero si es capaz de abrir el campo tirando desde varias posiciones. Pero si que hay dos apartados en que es de 9 o de 10: como pívot pasador (tercer mejor asistente de su equipo) y sacando el primer pase de contraataque, donde es un maestro en hacerlo con rapidez, una de las armas del Valencia del año pasado y de este Alba Berlín.

41489_0.jpg

luka sikma foto:www.danividaurre.com
luka sikma foto:www.danividaurre.com

La carrera de Luke Sikma es digna de alabar. Ser el hijo de una gran estrella de la NBA no se lo ha puesto más fácil y todo lo ha tenido que conseguir a base de esfuerzo. Bajo y no especialmente atlético para ser un interior y sin las condiciones técnicas ni físicas para ser un alero, ha tenido que ir demostrando a todos que podía ser un jugador del más alto nivel. Su primer contrato profesional fue en la LEB Oro con UB La Palma, para luego fichar  por un Autocid Burgos también en la segunda categoría española, con los que ganó la Copa Príncipe y consiguió uno de esos ascensos no consumados. Eso le sirvió para que el Iberostar Tenerife le diera la oportunidad de debutar en la Liga Endesa y donde cuajó dos grandes años. Siguiendo su línea ascendente fichó por el Valencia Basket, donde ya es histórico al formar parte de la plantilla que consiguió la primera Liga ACB.

dsc_2089_copia.jpg

Sikma. (JM Casares)

Es posible que su decisión de abandonar Valencia para fichar por el Alba de Berlín sorprendiera a casi todos y que haya quien piense que es un error, al cambiar al actual campeón de la ACB y la Euroliga por un equipo de la Eurocup, pero está claro que ya hay motivos para defender que puede no haber sido tan mala idea. El proyecto del equipo alemán pinta bien y es un buen marco para el crecimiento individual de un jugador que a sus 28 años sigue en desarrollo constante. Además que mejor progresión para mejorar que pasar de un maestro como Pedro Martínez al maestro de maestros que es Don Alejandro.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 8 horas
#contenidos: 
650
#Comentarios: 
1,694
Total lecturas: 
1,516,441