Solapas principales

La defensa de Iberostar Tenerife le da el pase a cuartos de la BCL (79-57)

  • El global de la eliminatoria quedó en 136 a 126 tras la gran remontada canaria

Defensa y más defensa. Iberostar Tenerife es un equipo que destaca, entre otras cosas, por su defensa y hoy aún subió un peldaño más. Las bases de la remontada en la eliminatoria se sentaron desde el primer momento dejando anotar solo 14 puntos a sus rivales en el primer cuarto. Pero es que en el segundo aún apretaron más, permitiendo solo 9 que fue la clave para remontar los doce del partido de ida e irse al descanso nueve arriba en la eliminatoria.

Brussino hace de Beirán y forma un trío perfecto con Abromaitis y Saiz. Entre los tres sumaron 32 puntos y 40 de valoración en la  primera parte. El alero argentino no solo aporto puntos (10) sino que también sumó en rebotes y asistencias, siendo el sustituto perfecto del polifacético Beirán. Sebas Saiz, también hizo de Iverson, robándole el protagonismo y dominando la zona, como lleva haciendo toda la BCL. Y Abromaitis hizo de Abromaitis, ya que, tras unos partidos algo más flojos, volvió a ser ese jugador efectivo y que lidera con el ejemplo, como lleva haciendo toda esta temporada. En la segunda parte tuvieron menos protagonismo y la anotación fue más repartida, pero ellos fueron los que pusieron la ventaja para que sus compañeros la defendieran en los segundos veinte minutos.

Promitheas Patras fue un rival muy flojo hoy. Sin desmerecer el gran trabajo defensivo de Iberostar Tenerife, los griegos demostraron ser un equipo muy justo de calidad en el partido de hoy, en el que solo se puede destacar a Rion Brown y sus 20 puntos. Hoy se demostró que lo del partido de ida fue un mal día de Iberostar Tenerife y que la posición en la clasificación en la fase de grupos mostraba la diferencia real, con los canarios líderes del suyo y los griegos clasificados cuartos en un triple empate. En ningún cuarto consiguieron alcanzar la veintena en puntos, siendo especialmente sangrante el segundo con solo nueve anotados y su porcentaje en tiros de campo fue del 28% con un 14 de 50.

Iberostar Tenerife traía doce puntos de desventaja del partido de ida celebrado en Grecia y no podía contar con su líder Javi Beirán. Pero si hay algo que tiene claro el equipo de Txus Vidorreta es que su camino se basa siempre en la defensa y en el equipo. Los canarios aplicaron esas dos máximas desde el principio impidiendo anotar a los jugadores visitantes, en los que solo Rion Brown era capaz de sumar con 7 de los primeros puntos de su equipo. En ataque, los locales repartían la anotación entre Tim Abromaitis (6), Brussino (5) y Sebas Saiz (4) para ponerse 15 a 9 y empezar a vislumbrar la remontada. La entrada en cancha de los suplentes no disminuía la efectividad canaria y con el cuarto punto de Staiger se empataba la eliminatoria (22 a 10). Saiz volvió a entrar en cancha para sumar su sexto punto y un triple de Gillet cerraba el cuarto con un punto arriba en el global para Iberostar (27-14).

 

 

El segundo cuarto comenzó con los dos equipos espesos de cara al aro, como demuestran los dos minutos y medio que pasaron hasta ver la primera canasta en este período. Sebas Saiz fue el encargado de romper la sequía con un mate, al que contestó Terell Parks de la misma manera. Un 2+1 del pívot cedido por el Real Madrid ampliaba la diferencia, que dos libres de Abromaitis llevaban hasta el 34 a 16. Un 4 a 0 de los griegos les daba esperanzas, pero Brussino las cercenaba con un triple y dos libres, para que otra vez Abromaitis pusiera la máxima con un triple (42-21). Bassas anotaba la última canasta de la primera parte dejando a Iberostar 21 arriba en el partido y 9 en la eliminatoria (101-92). Los griegos solo consiguieron anotar 9 puntos en este cuarto.

 

 

En la segunda parte aparecían nuevos protagonistas por los locales, como Davin White, que con cuatro puntos mantenía diferencias, y Rodrigo San Miguel que ponía la máxima con un triple (53-28). Un parcial de 9 a 2 para los griegos a base de tiros libres y un triple de Meier acercó la eliminatoria a seis puntos (112-106). El mejor jugador en el partido de ida despertaba y para que solo fueran cuatro, pero Iberostar reaccionaba con un 8 a 0 con libres de Iverson, un triple de Bassas y otro de Richotti desde su propio campo para terminar el cuarto con 64 a 41. Los de Vidorreta no se podían relajar por la desventaja de doce puntos del partido de Grecia.

 

 

Rion Brown volvía a aparecer para liderar un parcial de 8 a 2 que volvía a acercar cinco puntos en la eliminatoria a los suyos y sumaba ya 17 puntos en su casillero. Davin White lo cortaba con una canasta de dos pero Brown volvía a anotar. A falta de poco menos de seis minutos, Iberostar tenía que seguir remando para no desperdiciar su ventaja y lo hacía volviendo a cerrar las vías de anotación griegas y con un 6 a 2 gracias a canastas de Niang, San Miguel y Brussino para el 74 a 53. Tras un tiempo muerto, White terminaba con casi cualquier posibilidad de remontada griega al anotar un triple a falta de 51 segundos que ponía el 77 a 55, y luego Abromaitis lo certificaba con un mate a falta de 38.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 8 meses
#contenidos: 
528
#Comentarios: 
1,478
Total lecturas: 
1,205,922