ADN anotador, capítulo II

Solapas principales

 
Kareem Abdul-Jabbar lanzando un 'sky hook' en el mítico y desaparacido Boston Garden (Foto: Miqui Forniés)

Después del primer capítulo de ADN anotador, dolo os puedo traer quiénes fueron los primeros bocetos en la figura y rol de 'Anotar':

Ed Wachter (6-01 y 180lb) Posición: Interior.

 Alguna vez Michael Jordan a modo de “broma” y refiriéndose a un utópico duelo vs Kobe Bryant (cada cual en sus prime)  dijo algo como: Que no estaba seguro de poder vencerlo”, pues: “Kobe me ha robado todos mis movimientos”.

 A lo que Kobe luego respondió algo parecido a: Jordan no inventó la rueda”.

 En fin, ellos son dos killers y ellos se entienden. Y hasta en ello Elvis alguna vez nos dejó unas líneas: “No hago movimientos vulgares”.

-Os digo que  Elvis bien pudo ser un anotador, cada vez me convenzo más de ello. -Whatever…
 

 Mientras preparo algún post sobre las falacias, fábulas y leyendas que rodean  el copyright de cada uno de los movimientos vistos en la liga. Solo puedo limitarme a presentarles hoy a un killer que “tal vez” sea el único anotador que bien le queda esta frase célebre de Elvis:

La gente me pregunta de dónde saqué mi forma de cantar. No copie mi estilo de nadie”.

Y ese es Ed Wachter. -Pues antes de él; no hubo nadie más. -Cuesta creer que aun cuando Ed vagó en el mundillo baloncestístico durante 25 años, desde 1899 hasta 1923 sea tan poco conocido. -Incluso tíos como Chuck Taylor, de quien a la fecha no se ha conseguido prueba fehaciente de haber disputado un solo juego de baloncesto, es más recordado (un tema de zapas). -Pues os digo que Wachter fue el primer “gran” Centro.

 Y aunque su mayor promedio de puntos por juego llega en 1907 con 9.9, ello bastaba para ser “tal vez” el mejor jugador del mundo y el primer gran SCORER. Su “tamaño” (para aquellos días), velocidad y agilidad cerca de la canasta le sirvieron  para dominar en cuanta duela se presentaba. Así como que podía hacerte la vida difícil tanto dentro o fuera de la canasta,  al poseer un set de tiros perimetrales. Y de paso ser un excelente tirador de libres.

 ¡Ojo! Que buena parte de la historia nos han vendido que los puesto 5 no son buenos tiradores en los libres. Pero os digo que entre algunas de las contribuciones al legado de Ed, se puede nombrar que gracias a él;  es que el jugador faltado (a quien le dan falta) es quien cobra sus propios tiros libres. Pues por su habilidad, en aquellos tosco y anárquicos días del juego,  la única forma de parar a Ed era cometiéndole falta. Y por ello el mismo Wachter reclamó que debería ser él,  quien cobrara su tiro libre.

Existe muy poca data para saber si Wachter tenía aquel instinto de Kobe de querer la última bola, (recordar que estábamos a años luz del reloj de 24 seg.) pero meramente leer que pidió sus libres para sí mismo,  es un gran indicio que más allá de dejar una papeleta llena de puntos; era un Scorer por acta de nacimiento. Tal vez el  primer tío sobre la tierra en vislumbrar… Que solo un miembro del equipo (pensando como un desalmado anotador) debía ser  poseedor del Ritmo para definir las cosas.

Ed también es conocido por ser el inventor del pase de pique (o de rebote) y muchos le atribuyen ser el verdadero creador del tiro en suspensión (muy debatible). Y todo ello le sirvió para ganar 5 campeonatos en sus días. Os dejo para ustedes buscar,  empaparse y apasionarse en concluir la historia y logros acerca de este pionero del baloncesto.

 

-Pero luego de aquellos bocetos de Ed. Inmediatamente comenzó esa insaciabilidad que desbordan los Anotadores en la duela. Y llegó de la mano de:

Benny Bergman (5-07 y 165lbs)  Posición: NO Interior. Un Guard.

 Realizar una simple y  pequeña búsqueda del buen Benny se encontrarán con una  oración; pero grande en contexto histórico. Fue el más grande jugador ofensivo de su generación”. Y es que este tío era un anotador innato. Tal cual como alguna vez el mismo Elvis sentía que estaba destinado para algo grande. De igual manera  imagino que Borgmann debió sentir que había nacido con el Ritmo de un SCORER.

Desde que era un niño, siempre supe que algo me iba a ocurrir. No sabía qué exactamenteElvis Presley.

Borgmann oficialmente lideró 5 veces la anotación debido a su poderoso tiro y su habilidad para manejar la bola. Y es tal vez,  el primer tío en anteponer su papeleta anotadora, antes que los intereses de su equipo.

¿Alguna vez ya habíamos escuchado eso, cierto?

-Lo que se vio reflejado en únicamente conseguir un par de campeonatos. En las distintas ligas en que jugó. -Cabe destacar que aunque con Benny podemos referirnos  aun a los primeros pasos del baloncesto, donde todo se fundamentaba en el Pívot. Benny dominó desde posiciones del back-court.

 -Para ponerles  en un mejor contexto su talento-. Aquellos días los equipos rara vez ponían 30 o más puntos. Pero solo Benni ya te garantizaba hasta su máximo de 16 ppg. Bien la vagancia baloncestística de  Borgmann se labró desde 1916, y se prolongó hasta 1936. Donde se puede decir que es el punto de bifurcación de los Anotadores. Y  donde culminan aquellos primeros pasos sin mayor competencia.
 

Pues luego de allí el baloncesto comienza una nueva era. Una era de ligas supremas y oficiales. Y,  de muchos nombres en los diarios. Donde podemos encontrar al primero de ellos:

Leroy Edwards (6-4 y 220lb) Posición: C.

 Antes de comenzar con el buen Leroy, os debo mencionar que alguna vez debí corregir a un tío, porque él confundía promediar 5 o 7 asistencias, con ser el base del equipo. Y nuevamente caí en Draymond Green. Quien en la época del baloncesto moderno promedia 7 o más asistencias años tras años (bueno, con el sistema de Steve Kerr y sus tiradores, hasta Derek Fisher lo haría).

 Y Le he preguntado a aquel tío: ¿Es Draymond el base de los poderosos Warriors de Golden State? Allí acabó aquella conversación.

 Os digo ello porque en este post o  lista de desglose del ADN de los Anotadores, he excluido a algunos nombres épicos, que causarán cierto asombro o polémica. Como por ejemplo George Mikan, Kareem Abdul-Jabbar y hasta el mismísimo Wilt Chamberlain.

Sí… ¡WTF!

¿Por qué?

 Hagamos un breve muy largo…

 Al igual que aquel ejemplo que os dejé con respecto a las asistencias de Draymond. Aplica parecido a liderar la liga en anotación.

 Pues el simple hecho de ser el líder anotador de la liga no implica que hayas nacido con el Ritmo.

 Créanme que Mikan, Chamberlain y Jabbar, anotaron más por sus dotes físicos e inexistencia de algún par (anotador) en los equipos oponentes,  y en la liga en general. Que por tener ese instinto asesino con respecto al juego. En definitiva. Era el diseño de la época y del equipo. Muy  bien engranado con las habilidades naturales de estos colosos del basketball. ¡Ojo! No es un sacrilegio (pero acepto que parece). Bien tíos como ellos, son la base de la liga. Pero la verdad es que el caso de  Mikan estuvo muy solo en aquella insípida y excluyente época.

 Recordar que a los tíos afrodescendientes les estaba prohibido jugar en ligas organizadas. Y por ello es que muchos equipos de “color” vagaban (los conocidos  barnstorming) por todo el país, en busca de alguno que otro enfrentamiento.

-Sólo ir a revisar como Los  Minneapolis Lakers de Mikan no eran tan dominantes  cuando enfrentaban a equipos  barnstorming. -(En alguna oportunidad os traeré un buen post de los equipos  barnstorming, sus figuras e historias de aquellos años).

 Muy pero muy “improbablemente” consigan una línea, video o historia en que Mikan, Wilt o Jabbar pidieron la última bola. Pues era algo ya decidido por diseño. Pues no había que saber mucho del juego para inferir quién se  la jugaría. O a dónde había más oportunidad de anotar. Sin duda… Cerca del aro. Sin duda alguna parece demencial (pero no lo es) hablar de los mejores anotadores de la historia y excluir a Kareem Abdul Jabbar. Pero la realidad es que Jabbar más que un anotador, entra en el grupo de los “más constantes y saludables”. Y con 20 años de carrera, nos dejó sus cifras finales; como el máximo anotador de la historia (pero lejos de ser el mejor en ello).

-Kobe quien también supo que es estar 20 años en la liga (y llegó muy joven), con una mejor selección de tiro, os digo que fuera fácil tomado el liderato de anotaciones de la historia en puntos totales. Piénsenlo.-Nota: Ir al “capítulo” dedicado a Kobe.

Fijaos en un dato. Y prestar “suma” atención a éste, MJ23 con aquellos Washington Wizards del 2003 dejó un total de 1.643 puntos en 82 juegos. ¡Ojo! Con 40 años.

 Haciendo un simple ejercicio matemático (con el fin de promediar los años ausentes -por retiro-  de MJ23). Multiplicamos los mismos 1.643 puntos (de sus 40 años) por las 5 temporadas (aquellos 457 puntos en 17 juegos en que regresó en la 94-95, no los tomo)  que MJ23 nos privó de su talento por retiro (hasta su retirada definitiva del mismo año 2003), nos da un total de 8. 215 puntos. Sumando esos 8.215 puntos (posibles) a los 32.292 puntos totales de la carrera de Michael,  nos da un total de 40.505 puntos. Bueno (está bien); menos (-) los 457 (de la mencionada 94-95), tendríamos  una cifra final para Michael de posibles puntos de carrera = a  40.048 puntos, en presumibles 19 años de carrera. – Lo que sería una  temporada menos que Jabbar; quien dejó un total de puntos de 38.387. Repito. Únicamente tomando como base los 1.643 puntos de MJ23 con ya 40 años (para promediar su ausencia).

- Recordar que en la 92-93 en plenos prime (antes de su primer retiro), Michael puso 2.541 puntos con 29 años. Y en la  97-98, dejó 2.357 puntitos con 34 años (allí entonces hizo su segundo retiro). Y desde allí nos privó (otra vez), hasta su regreso con Wizards en la  2001-2002.-Pero creo que está bien (hacer el ejercicio matemático) con esa unidad de base (los 1.643 puntos de su última temporada con 40 años), pues usando principios contables: Algo de depreciación hay que incluir en las proyecciones.

 En fin,  si tomaste papel y lápiz, o usaste la calculadora de tu móvil. Os  aseguro que por doquier, contrasta proyectar una carrera completa y corrida de Michael Jordan (sin todos sus retiros) Vs. los 38.387 puntos conseguidos en los 20 años de carrera de Jabbar. Y un dato más… Sin incluir y tomar en cuenta que en la 85-86, Michael sólo pudo jugar  18 juegos, pues cayó lesionado. Un dato importante sin duda. Pero las lesiones son parte del juego, los retiros NO.

Y ¡OJO! Que os he hecho la proyección de MJ23 (en sus años de ausencia por retiro) con los  números que nos dejó con ya 40 años encima. Donde sus habilidades ya mostraban sus últimos destellos.

-De seguro que hasta  Elvis fuese vagado por la liga hasta por más de 20 años, como lo hizo  Kareem, asegurándose así de todas todas, estar en cualquier conversación que se refiera a los  Scorers. Para muestra:

Cada vez que pienso que me hago viejo, y que gradualmente me voy a la tumba, algo ocurre… Elvis Presley. Sin duda fuésemos tenidos que echar a Elvis de la liga.

  Y si no os convenció aun con esa frase, miremos esta otra: “Los cantantes vienen y van, pero si eres un buen actor, puedes aguantar mucho tiempo”… Elvis Presley.

-Y así, igual de buen “actor” era Jabbar.-Os repito… Hubiésemos tenido que echar a Elvis de la liga. Por ello os digo que de incluir, a un muy constante y perenne “buen actor” llamado Kareem; sería luego injusto dejar de lado a otro muy constante como Karl Malone. Y así sucesivamente, con todos aquellos que por constantes, longevos y saludables. Dejaron gran cantidad de puntos en sus carreras. Más no tenían ese perfil de un Scorer,  ese instinto, ese ADN a que alguna vez se refirió Phil Jackson sobre Kobe: “Sólo le interesaba batir al tío que tenía en frente”. Refiriéndose Phil a la pobre selección de tiro de un joven Kobe. Pero a ello es que me refiero. A ese instinto anotador, a ese de querer la última bola. A ese de querer que el rival empate faltando 10 o menos  segundos, pues bien sabe, que esa última bola es para él. A ese instinto de tomar al final del juego,  la papeleta de anotaciones. Y ver, que nadie, anotó más que él (como bien  un joven Jordan lo hacía).

Por cierto, que el mismo ejercicio matemático  que hice para proyectar a MJ23. Debemos comenzar a hacerlo desde ya,  con todos los años por delante de un muy saludable Lebron James. Quien sin duda, muestra grandes posibilidades de ser el máximo anotador de todos los tiempos. Y como ejemplo podemos ver que James más que un anotador es un all-around. Un competidor. Por algo el mismo Kobe  ha pedido que le envíen al hijo de Lebron. Para enseñarle que no debe pasar tanto la bola como el padre.

 O quien no recuerda, aquel Juego de Estrellas del 2012, donde el mismo Kobe “llama la atención” a Lebron por no definir  él mismo (James) las cosas, e intentar un pase (con menos de 5 segundos - para que otro tío definiera las cosas) que fue finalmente frustrado por Blake Griffin. Y sin duda alguna,  la temporada que quiera; la que le venga en ganas. Lebron toma por asalto el liderato de anotación. Pero ese… No es su ADN.-

 Y bien. Para no dejar abierto el caso de Wilt Chamberlain. Del porqué de mi particular exclusión de este coloso de puntos, de éste post y lista de Scorers (lo acepto, vaya riesgo).

 Os cuento varios entre líneas: Bill Sharman a quien todos conocen como un miembro de los Boston Celtics. Fue el coach de aquellos Lakers de la 71-72, donde por fin, logra Jerry West coronarse junto a Wilt.

 No sin antes la petición de Sharman para Wilt, de que  adoptara un papel más defensivo que de anotador (al estilo de Bill Russell). Donde Wilt con 35 años apenas, terminó promediando únicamente 14 puntos aquella season (siendo apenas el 4to anotador de aquellos Lakers). Pero claro, con el resultado brillante de  su segundo anillo para su también brillante carrera.

 Bien alguna vez MJ23 os dijo a Kevin Garnett: “Un solo campeonato, lo gana cualquiera. Gana dos seguidos y hablamos”. Y bueno, Wilt nunca ganó dos seguidos. Pero la estrategia de Sharman le permitió adelantar a otros épicos como Jerry West y Oscar Robertson el saborear el Campeonato al menos un par de veces. Acostumbraos, que cuando se habla de Wilt se habla de Jordan y cuando se habla de Jordan ahora se habla de Lebron. Pues bien.  Jordan con 34 años promedió 28,7  puntos por game. Y hoy Lebron con los mismos 34,  también promedia 28,4. Es decir, bien Wilt Chamberlain pudo promediar fácil sobre los 30 puntos aquella temporada (con apenas 35 de vida). Fijaos, que para muchos (me incluyo) el mejor atleta que ha pisado la NBA ha sido Wilt. Y,  que un Wilt con 35 años apenas, decidiera tomar la palabra de Sharman de ceder su anotación por el bien del equipo (cuando aún podía dominar el juego ofensivamente). Sólo me reitera algo: Wilt no era un anotador nato. No nació con ese instinto y gusto por anotar. Su descomunal aporte ofensivo se dio por su condición física, envergadura,  forma, estilo del juego y época exacta del baloncesto. El mismo Wilt años después se refirió a su recorte de puntos. Y parafraseándolo en sus memorias dijo algo como: “Tal vez nunca debí ceder a aquella petición (de Sharman)”.

 Y claro que  Wilt era un adelantado a su época, un súper dotado ofensivamente. Y paradójicamente a todas estas líneas. Chamberlain fue la mayor fuerza ofensiva de la historia. Pero vayan y pídanle, a cualquiera de los anotadores  que vosotros conocen y que yo os mencioné o mencionaré. Pídanle:

 Que aun siendo dominantes. Recorten considerablemente sus puntos (y que sean como Wilt, aquella 71-72, apenas el 4to mejor anotador de su equipo)  a ver que les responden. Que creen que os responderían: Jordan, Kobe, Allen Iverson… Etc., etc.

 La lista es bien larga a quien preguntarle. Y estoy seguro que solos rotundos NO de respuestas,  nos invaden nuestra utópica y baloncestística imaginación. Muchos dicen que Wilt más allá de ser el más dominante de la liga. Era “el mejor ser humano”. Pues incluso luego de una volcada con contundencia, más de una vez,  se le vio preguntando al rival acerca de: Si su mano estaba bien”.

¿Podéis imaginarlo Shaq? Y luego, por ello, Wilt  dejó de volcar la bola contundentemente. Alguna vez se dijo: “Hay que darle gracias a Dios, porque aquel tío (refiriéndose al descomunal físico) llamado Wilt, era un buen tipo”.

 Por último (pues hablar de Wilt, siempre invita a  contar y contar) os cuento que en aquella serie en que todos alguna vez hemos escuchado que Willis Reed sale lesionado, al salto inicial, con sus Knicks en  Las Finales vs Wilt y los Lakers de 1970. Pocos saben, o pocos os cuentan que Wilt se negó rotundamente a abusar ofensivamente de un jugador que estuviese lesionado. Y si vosotros no me creen. Os invito a revisar aquellos números de Wilt en aquel juego decisivo. Logrando   21 puntos en solo 16 intentos. Y os digo que Reed estuvo en la duela 27 minutos.

-¿En aquella Final de la  92-93 entre Los Chicago Bulls y Phoenix Suns. Acaso se apiadó  Michael Jordan de los 6-1 y 180lb de  Kevin Johnson, cuando Dan Majerle lo perdía (a Michael) en los cambios o swishes?

-Recordáis que un defensor promedio como Cedric Ceballos estaba lesionado- Pues NOOs digo que MJ23 dejó en aquella Final el mejor promedio anotador de la historia con 41 ppg.-

 

  En fin. Wilt es muy  confuso. Pues aunque posee el record de 100 puntos y miles de actuaciones memorables. Sigo pensando que fue más por diseño que por instinto. NO por ADN. Particularmente creo que pudo anotar 100 puntos el día que quería. Pero no lo decidió así.

 Y no lo digo yo. Fue Elgin Baylor quien dijo: Anotará 100 puntos en cualquier momento”.

 

- Eso fue cuando le preguntaron a Elgin,  sobre que Wilt batió su record de 71 puntos que databa del 15-11-1960. Pues Baylor un anotador insaciable, veía con asombro aquel dominio de Wilt en liga. Tal vez hasta soñando él mismo con poseerlo. Y hasta tal vez intentando empujar a Chamberlain a nuevos niveles (a los que Wilt no se atrevía a ir)  Retándolo a ir por ello... Por más.-

Tal vez sin aquella declaración de Baylor nunca fuésemos tenido aquel partido de los 100 de Chamberlain.

Repito… Era el diseño y no su ADN.vChamberlain o era un muy buen deportista como dicen. O es que “crecimos” viendo y pensando que para ser un verdadero Scorer hay que ser  un desalmado. O tal vez chocar continuamente contra aquellos Celtics de Russell lo distraían. Tanto que alguna vez intentó  ir a por el liderato de asistencia de la liga. Y pregunto:

¿Qué Anotador quiere pasar la bola, cuando eres el tío más dominante de la liga?

 

 En fin, polémica o sacrilegio, yo opto por mantener que son más las evidencias que me dicen que  Wilt no gozaba de ese instinto asesino de acabar con el rival. Ese de saciarse de puntos, de pedir la bola o  dejarle por sentado a los demás tíos, lo que alguna vez llegó Michael Jordan a decirle a un joven Grant Hill - cuando el Dream Team hacía los fogueos con aquellos universitarios- : “Oye chaval, yo voy a pedir la bola y la recibiré cuando y como quiera”.

 -Ello como resultado de un intento desenfrenado de Hill de impedir el accionar de Michael.

Y recordáis que aquellos universitarios les ganaron el único juego a aquellos Dioses; y los ánimos luego no eran los mismos contra los chavales-. En resumidas cuentas,  os invito a que me envíen sus notas,  y el por qué debo cambiar de opinión sobre aquellos tres colosos de la pintura: Mikan, Chamberlain y Jabbar.

Ahora sigamos y continuemos con  el turno del Buen Leroy Edwards que habíamos dejado atrás…

 

Adolph Rupp (toda una institución dentro del baloncesto NCAA) alguna vez definió a Leroy como: “El mejor Pívot jamás visto”.

 Ya por allí en alguna ocasión les he corregido que la regla de tres segundos no se instauró ni por Mikan ni por Wilt. Sino por Leroy Edwards. Y por algo fue conocido Leroy en su etapa del High School como  el "East Side Terror".

 Al no poseer gran velocidad, basó su juego en su fuerza y  ganando espacio en la pintura. Pero sobre-todo en imparables hook shots (para quienes creen aun que fue Kareem tal pionero) los cuales podía ejecutar con ambas manos.

 La verdad es que Leroy no escapa mucho del marco de exclusión  por el que he dejado fuera de este post las hazañas anotadoras de  George, Wilt y Kareem. Es decir, su poder anotador se debió más al diseño que al ADN del tío.

 Realmente Leroy más que por sus tres títulos de anotación que alcanzó en la liga (pre-NBA). Lo  incluyo en esta lista por una cruzada personal. Por aún su NO inclusión al día de hoy en el Hall Of Fame.

 Pero sí os dejo algo para reflexión: Sin Leroy jamás hubiese llegado Mikan. Y  luego Chamberlain y compañía. Yace allí al menos, su justificación acá en el post.

 

 El que sí fácilmente viene a  aparecer en este post, fue un contemporáneo a Leroy. Uno que  recibió el testigo del mismísimo Benny Borgman. Un tipo llamado:

Bobby McDermott (5-11 y 180lb) Posición: Guard.

Un anotador sin la visión de a dónde  se dirige el juego, nunca será un anotador. Y eso fue lo que hizo Bobby. Recoger y redimensionar  el testigo de Benny Borgmann.

 Cuando la única estrategia ofensiva existente en el baloncesto  era apilar a todos los jugadores lo más cerca de la canasta. Bobby decidió hacerlo a su modo dentro de una duela... ¡Tirar! Probando su puntería lejos de la zona pintada.

 Y se puede decir que es realmente Bobby el padre de ese largo tiro que hoy observamos en Stephen Curry. Ese que va más allá de los límites razonables. Bien alguna vez un Hall Of Fame como Al Cervi lo dijo: “Oh él podía tirar, Si él tiraba treinta veces desde los treinta pies; yo te garantizo que él haría ocho aciertos”.

“Él podía tirar desde cualquier parte de la duela. En una época que por el slow-up  se anotaba menos de 30 puntos. Él fácilmente te ponía al menos 20”.

 Sin duda Bobby fue el primer gran anotador exitoso (43 años antes que MJ23). Pues con la aparición de Wilt Chamberlain y todas sus derrotas de la mano de Boston Celtics. Se creó el estigma de que ser un gran anotador no iba de la mano de ganar campeonatos. Pero la verdad verdadera (valga), es que Bobby no sólo alcanzó 4 campeonatos, sino que además se hizo con 4 premios MVP de la National Basketball League (que luego se fusionaría para formar la NBA). Y por ello y mucho más. McDermott fue nombrado en 1946 por la NBL como el Más Grande Jugador de la historia de la liga. Y en una liga donde también estuvo George Mikan.

 -Cabe destacar que aunque muchos creéis que aquellas duplas de Wilt Chamberlain- Jerry West, Kareem Abdul Jabbar- Oscar Robertson, Shaquille O´Neal y Kobe Bryant son de las más exitosa y terroríficas de la historia anotadora.  Os cuento que en la temporada 46-47. Bobby McDermott unió su talento a la fuerza más dominante de la creciente época… ¡Mikan!..

 Y de más está decir que ganaron aquel campeonato (ambos en plenos prime con 27 y 25 años respectivamente).

 Bueno, luego George se fue a Los Minneapolis Lakers (donde ganó un anillo más que hoy tampoco le acreditan a su legado) y luego vino la fusión para el nacimiento de La NBA que hoy conocemos.-

 

Y nuestro siguiente invitado es:

Joe Fulks (6-5 y 190lb) Posición: PF.  El primer Alero Scorer.

 Elvis alguna vez dijo: El ejército enseña a los niños a pensar como hombres”. Y creo que no se equivocó, pues precisamente antes de Fulks llegar a montar su show en aquella temporada 46-47. El tío hizo su escala en el servicio militar.

 Y algún fuego diferente trajo Joe, con respecto a sus pares.  ¿Tenía Fulks algún deseo reprimido?, ¿Llegó enojado con el mundo?, ¿Trajo consigo algún síndrome post-guerra?, o ¿Simplemente un  hambre diferente? Pues un anotador sin hambre de puntos nunca será un anotador.

 Fijaos que la única forma de hacerte un verdadero Scorer, es precisamente superándote a ti mismo. Partido tras partido, jornada tras jornada. Y es que la verdadera marca a batir para un Anotador; siempre será la que él mismo grabó la noche anterior.

 Y eso fue precisamente los que nos dejó “Jumpin´Joe”.

Aunque a Fulks  muchos le acuñan ser  el padre de Jump Shot . -Algo que Hank Luisetti fácilmente debatiría. Y seguro vosotros preguntáis: ¿Quién rayos fue Luisetti verdad? Pues fue nada más y nada menos que el considerado segundo mejor jugador de la primera mitad del siglo 20. Solo por detrás de George Mikan.

 Por allí realmente NO os guardo un post sobre Hank. Pero si  uno del Madison Square Garden. Donde os puedo adelantar que es Luisetti el padre de todas las actuaciones memorables vistas en aquel escenario. Realmente siempre se juega en Navidad en NY (estén bien o mal Los Knicks) gracias a Hank-.

Lo que sí  es seguro es que Joe  fue el primero en darse cuenta que, cuando naces con el Ritmo… Tienes derecho a exigir lo que sea por tu talento.

 Ya  que con aquel equipo de Warriors pero de Philadelphia. Fulks  aseguró su buena pasta, atándola además a un lindo auto para salir de paseo. 

 

Es estupendo que te paguen por hacer lo que te gusta”. Joe diría a su esposa. O como lo dijo Elvis: “La ambición es un sueño con un motor V8”.

 Os repito que con  un par de megas en su móvil inteligente van y consiguen todas las hazañas de Joe. Desde aquel game donde siendo un simple “rookie” viene y coloca 37 puntos. Y continuamente sigue siempre superándose hasta aquellos 63 puntos de la temporada del 49 (record hasta la llegada de la verdadera integración racial “con los negros” de la mano de Baylor).

¿Imaginen el contexto de  colocar 63 puntitos sin la existencia aun del reloj de los 24 segundos?

 -Dicen que aquel día hasta 5 jugadores intentaron detenerle.-Creo que más allá de dejarnos todos esos record de anotación para la época. Creo que el verdadero legado de Joe es negarse a una pizarra por defecto.

Recordemos que un anotador siempre será un espíritu libre, y sólo conoce un modo... El suyo. Pues Joe en su momento se negó rotundamente a jugar cerca del aro. Manifestando: “No quiero puntos que no merezca

 Y por ello es recordado como: “The first of the high-scoring forwards”. Algo que nunca entendí.

 Pues para mi entender, Joe es el primer gran anotador de la liga (sin importar su posición en la duela). La verdad es que este tío  revolucionó el sentido de mirar a canasta.

 

-Dato curioso de Fulks.  Es que oficialmente, solamente le adjudican  un título de anotador. Pero la realidad es que fueron dos (2). Pues aquellos primeros años, para  elegir al líder anotador, no tomaban en cuenta el promedio; sino, el total de puntos.

 Y es lo que os invito a tomar para recordar a Fulks. Sus dos títulos de anotador y no uno. Si no tuviésemos que colocar otro galardón más a la larga lista del buen Wilt Chamberlain. Quien la temporada 67-68, lideró el total de asistencia. Pero es a  Oscar Robertson a quien le adjudican aquel liderato por su promedio.

 Sin duda una bestia Wilt. En cualquier línea; siempre haciendo sombra (aún con mi “sacrilegio” de dejarlo fuera del post).- Así que dentro de aquellos primeros años (de pre y post fusión) Fulks fue quien llevó el estandarte anotador del baloncesto. Lo que tal vez sea el primer aviso, sobre que un juego diseñado para el Hombre Alto. En el siglo 21 sería dominado por el Hombre Bajo (cual La Rebelión de Las Máquinas en The Terminator). Como vemos actualmente.

 Pero debimos esperar (casi una década) luego de la “supuesta integración racial en la  1950-1951”. Para inferir hacia donde se dirigía el instinto anotador en el baloncesto. Por ello fue que  sólo hasta la temporada 58-59 es en que verdaderamente cae la barrera racial dentro del rectángulo que conocemos como La Duela. -Por cierto. Para homework: Don Barksdale  casi un lustro antes que Earl Lloyd había “derribado” la barrera racial en el basketball profesional (para los afrodescendientes). Y aún más para  homework es que el verdadero tío en derrumbar cualquier barrera inter-racial, en la liga, fue Wat Misaka, un descendiente de japoneses en jugar con los Knicks en la 47-48.

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar